Kazuko Miyamoto, en Circuit, Lausanne.

Estuve el viernes en Circuit, una galería estupenda de Lausanne. La fundaron hace más de 10 años exalumnos de la ECAL, escuela cantonal de artes de Lausanne (Bellas Artes). Tienen una buena programación, montan exposiciones buenas, pensadas y con una gran calidad de montaje. La prueba es la exposición que tienen ahora, hasta el 19 de diciembre: Kazuko Miyamoto. Impresionante propuesta del comisario Matthieu Poirier.

Esta discípula japonesa de Sol Lewitt descubrió un día por azar el efecto que un hilo atado para formar un círculo, creaba en el espacio. A partir de ese momento empezó a experimentar con instalaciones que transforman el espacio real de tres dimensiones en algo pictórico, esbozado en dos dimensiones. Con una poética profunda, un juego de luces que aportan a la fragilidad de este material un poder de atracción.

En la exposición de Circuit podemos ver diferentes instalaciones, unas grandes, alguna maqueta, fotografías y vídeo. Todo muy recomendable. Las instalaciones crean un baile con el espectador que parece no poder acabarse, no podemos olvidar la relación con las piezas de Fred Sandback y de Jesús Rafael Soto, como indica el comisario en su texto de presentación. Otras piezas planas en la pared recuerdan a los paneles de Agnes Martin.

En conjunto me parece un trabajo muy hermoso y digno de contemplar, una fragilidad que conmueve y hace pensar.

 

Deja un comentario